Laboratorio de Comunicaciones Ópticas: José María Mathé Aragua

Brigadier Mathé

JOSÉ MARÍA MATHÉ ARAGUA nació en San Sebastián en 1800.
Tras haber ingresado en el Cuerpo de Ingenieros de la Armada y haber pasado, posteriormente, a servir como oficial de Marina, y tras una breve estancia en Cuba, fue nombrado director del Puerto de Castro Urdiales.

En 1837 prestaba sus servicios en el Almirantazgo. En 1838 pasó a formar parte del Cuerpo de Estado Mayor, y en 1845 se le nombraba miembro de la Comisión que había de ocuparse del levantamiento de la Carta General de España.

 

El 1 de enero de 1844 se publicó una Real Orden disponiendo que se presentara un plan de Establecimiento de líneas ópticas. Abierto el concurso, se presentaron a él cuatro proyectos siendo el ganador el del Brigadier de Caballería y Coronel de Estado Mayor D. José María Mathé. Su autor fue encargado de la organización del servicio y de llevar a cabo la construcción de la línea "Castilla". Marino, topógrafo, ingeniero militar y traductor de obras de ingeniería, creó un modelo de torre completamente español, utilizando un sistema absolutamente distinto del clásico de Chappe y de los restantes en uso en Europa. Su rapidez de transmisión y su gran visibilidad le dieron notables ventajas sobre los restantes.

Entró en funcionamiento el 2 de octubre de 1846 y unía, a través de 52 torres, Madrid con la frontera francesa a través de Valladolid, Burgos, Vitoria y San Sebastián.

En el transcurso de diez años, a partir de 1844, Mathé logró una red telegráfica en España tan extensa como la conseguida en Francia en más de cincuenta años. Se establecieron, además de la línea anteriormente mencionada, otras dos más que iban desde Madrid a los Reales Sitios de Aranjuez y San Ildefonso, y el 10 de marzo de 1847 se creó la primera Dirección de Correos y Telégrafos. En febrero de 1850, se estableció la línea de Madrid a Cádiz. Antes de terminar el plan propuesto, el desarrollo de la telegrafía eléctrica hizo pensar en la conveniencia de un cambio de sistema. En 1852, el Brigadier Mathé fue comisionado para estudiar en el extranjero la organización de los telégrafos eléctricos, y a su regreso presentó una Memoria, en virtud de la cual el Gobierno le encargó establecer una línea de Madrid a Irún por Zaragoza y Pamplona, un ramal de Zaragoza a Barcelona y otro de Alsasua a Bilbao.

En 1855 fue nombrado primer Director General del servicio de Telegrafía. En 1861, bajo su dirección, se publicaba el primer "Nomenclator" de estaciones telegráficas, creó un gabinete de Física para el estudio de todas las cuestiones relacionadas con la Electricidad y en especial con todas las cuestiones relacionadas con la Telegrafía e inspiró la primera revista técnica española "Revista de Telégrafos".

El año 1875, habiendo alcanzado ya el grado de general, murió el que puede considerarse el primer telegrafista de España.

En su honor, el Laboratorio de Comunicaciones Ópticas del Departamento de Tecnología Fotónica y Bioingeniería de la U.P.M. se ha denominado "Laboratorio Brigadier Mathé".